Hasta pronto Padre VICENTE PALACIOS DEL HOYO -OFM-

No podemos estar felices todos al mismo tiempo… 

Este domingo 21 de enero fue una mezcla de emociones las cuales teníamos que aceptarlas como tal. La emocionante y reconfortante visita del Santo Padre a Nuestro País y la partida de nuestro Padre Vicente Palacios a la Casa del Padre Celestial. 

En conversaciones con hermanos religiosos y laicos, que tuvimos la posibilidad de haber compartido experiencias con Padre Vicente, hemos coincidido en algo: era un Padre BUENO. 

Como se recordaba el día de hoy, al momento de leer su biografía, se resaltaba su bondad cuando trataba con el prójimo. Sus 60 años de sacerdocio y su pasión por las misiones. La ausencia de alguien siempre nos arrancará las lágrimas y dejará un vacío que solamente Dios puede llenar y dar un contenido. 

Nos vendrán las muchas interrogantes al momento de contemplar a un anciano que busca hacer el bien. ¿Qué es lo que veía cuando celebraba la Eucaristía ya que era evidente que la vivía como una experiencia única e irrepetible? ¿Qué es lo que le impulsaba a salir a visitar a los enfermos sabiendo que lo único que queda es asistirle en los últimos momentos de su existencia?

Creo que la respuesta la dio el Papa Francisco: 

Los jóvenes van rápido… los ancianos conocen el camino. 

Otra persona me dijo, es una tristeza que ya no esté con nosotros pero sabemos que ya está en el cielo, pues a otro lado es imposible que pueda haber ido; por eso podemos estar más que alegres. 



Es difícil pronunciar palabras de consuelo cuando estamos cara a cara con la muerte, incluso cuando la persona que murió vivió una vida plena y murió en las mejores circunstancias. Es especialmente duro cuando el que ha fallecido es una persona muy querida, todavía necesitado de cuidados.

Como sacerdote, he tenido que presidir muchos funerales, como resultado de una enfermedad, un accidente o ancianidad. Este tipo de funerales son siempre tristes. 

No hay muchas palabras que ayuden en una situación como esta, pero incluso lo poco que se puede decir, en un día como ese, cuando la muerte es tan cruda, no ofrece demasiado consuelo emocional. ¿Qué se dice cuando se enfrenta una muerte como ésta? Simplemente que esa persona está ahora en unas manos más amorosas, tiernas, suaves y seguras que las nuestras, que hay una madre y un padre que los precedieron al otro lado y ahora saldrán a recibirle, como hubo una a este lado cuando nació. Todos nacemos en los brazos de una madre. Esta es la imagen que necesitamos mantener ante nosotros para imaginar sanamente la muerte.

Cuando morimos, morimos en los brazos de Dios y seguramente somos recibidos con tanto amor, dulzura y ternura como los que seguramente recibimos en los brazos de nuestras madres cuando nacimos. Más aún, seguramente estamos más a salvo que cuando nacimos aquí en la tierra. Sospecho, también, que más de unos pocos santos nos rodearán, esperando su oportunidad para acunar al nuevo niño. Por eso está bien, incluso si morimos antes de que estemos preparados, si aún necesitamos el cuidado de alguien que nos cuide, si todavía estamos necesitados de una madre. Estamos en manos seguras, cuidadoras y tiernas. En las manos de Dios.

Esto es profundamente consolador  porque la muerte nos convierte en huérfanos y diariamente hay personas que mueren porque es la ley de la vida, inesperadamente, sin estar preparados, todavía necesitados de cuidado en sí mismos, en diferentes circunstancias. Todos morimos necesitando una mano maternal de Dios. Por eso tenemos la seguridad que nos da la fe, por la cual creemos que naceremos en unas manos más seguras y cuidadoras que las nuestras.

De cualquier manera éste consuelo no borra el dolor de la pérdida de nuestro P. Vicente. Nada se lo borra porque nada puede. La muerte marca indeleblemente nuestros corazones porque el amor nos hiere de esa manera. Tal y como Dietrich Bonhoeffer dice: “Nada puede disfrazar la ausencia de alguien querido… no tiene sentido decir que Dios llena el hueco; Dios no lo llena, al contrario, Dios lo mantiene vacío de manera que éste vacío nos ayude a mantener viva nuestra comunión con los otros, incluso pagando el precio del dolor… Lo más querido y rico de nuestros recuerdos, la más difícil separación. Pero la gratitud cambia la herida de nuestros recuerdos por una alegría tranquila. La belleza del pasado nace, no como una espina clavada en la carne, sino como un precioso regalo para nosotros mismos.”

Les dejo aquí las fotografías de la santa Misa y del Funeral:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tréboles de 4, 5, 6, 7, 8 y 21 hojas

Todos en la vida hemos buscado un trébol de 4 hojas para que nos dé buena suerte, es un amuleto, como se acostumbra creer. Generalmente los tréboles tienen sólo 3 hojas, si aparece uno de 4 hojas es por una anomalía de ese individuo. Aunque no se crea posible también hay tréboles con 5, 6, 7, 8 e inclusive 21 hojas. [Ver fotos abajo]

 

CARACTERÍSTICAS DE UN TRÉBOL

Trifolium es un género que comprende unas 300 especies de plantas de la subfamilia de las faboideas, conocidas genéricamente como tréboles, ampliamente extendidas por las regiones templadas del Hemisferio Norte.

Son por lo general hierbas de pequeño tamaño, de hojas característicamente divididas en 3 lóbulos, característica que les da su nombre.

Simbolismo y mitología

Shamrock, el tradicional símbolo irlandés acuñado por San Patricio para la Sagrada Trinidad, comúnmente asociado con el trébol, aunque también con especies de Oxalis, que también son trifoliadas.

A veces el trébol tiene hojas de 4 folíolos, en vez de las usuales 3. Éste, como otras rarezas de las leyendas, es considerado de suerte. Aunque es extraño, también hay tréboles con 5 o 6 folíolos.

TRÉBOL DE 4 HOJAS

El trébol de 4 hojas es una variación infrecuente del trébol de tres hojas comúnmente hallado en el campo. Según la tradición, tales hojas traen buena suerte a sus buscadores, especialmente si es encontrado accidentalmente.

Se ha estimado que hay aproximadamente 10.000 tréboles de la tres hojas por cada trébol de cuatro hojas.

Según leyenda, cada hoja representa algo:

  • La primera es para la esperanza.
  • La segunda es para la fe.
  • La tercera es para el amor.
  • La cuarta para la suerte.

Se discute si la generación de la cuarta hoja está causada por razones genéticas o ambientales. Su rareza sugiere un gen recesivo posible que aparece con baja frecuencia. Alternativamente, los tréboles de 4 hojas podían ser causados por mutación somática o un error de desarrollo de causas ambientales. Podrían también ser causados por la interacción de varios genes que se segregan en la planta individual. Es posible que las cuatro explicaciones podría aplicarse a los casos individuales.

PRODUCCIÓN DE TRÉBOLES DE 4 HOJAS EN MASA

Ciertas compañías producen actualmente tréboles de 4 hojas por diversos medios. Richard Mabey alega, en la Flora Británica, que hay granjas en los E.E.U.U. que se especializan en cultivar tréboles de 4 hojas, produciendo hasta 10.000 al día (envasados en plástico como encantos afortunados) alimentándolos con un ingrediente secreto genéticamente-dirigido a las plantas para animar la aberración. Mabey también indica que los niños aprenden que un trébol de 5 hojas es incluso más afortunado que uno de 4.

Los tréboles pueden tener más de 4 hojas. El mayor número de hojas encontrado jamás en un trébol era de 18 pero ya hay uno de 21.

EL TRÉBOL DE 7 HOJAS DE FRY EN FUTURAMA

En la serie animada Futurama, el protagonista Phillip J. Fry tiene un trébol de 7 hojas, el cual le daba increíble suerte en todo momento. Este luego pasó a manos de su sobrino, quien murió enterrado como un héroe junto con el trébol en un cementerio especial (y espacial) para hombres célebres porque él fue la primera persona en pisar Marte.

EL CINE

Trébol en inglés es Clover, y la película Cloverfield sería: Campo de tréboles.

TRÉBOL DE MAYOR CANTIDAD DE HOJAS: 18 HOJAS SEGÚN GUINNESS

Quien: Shigeo Obara
Que: 18 hojas
Donde: Hanamaki City, Iwate, Japan
Cuando: Mayo 25, 2002

El récord mundial para el trébol con mayor cantidad de hojas en un mismo tallo (Trifolium repens L.) es de 18, este fue descubierto por Shigeo Obara de la ciudad Hanamak, Iwate, Japón.
[Fuente Guinness World Records]

TRÉBOL DE 21 HOJAS

Un agricultor japonés encontró un trébol de 21 hojas en Mayo del 2008. Es un nuevo Récord Guinness, que supera al anterior trébol de 18 hojas encontrado también por la misma persona y en el mismo jardín en Mayo del 2002. Parece ser que este agricultor, el señor Shigeo Obara, lleva más de 50 años plantando y cruzando tréboles en el jardín de su casa. Su afición comenzó cuando descubrió en 1951 un matojo del que siempre crecían tréboles de cuatro hojas en una esquina de su jardín. El objetivo del señor Obara es llegar a conseguir un trébol de 30 hojas, dice que está cerca de conseguirlo.

Trébol de 21 hojas

En occidente cel encontrar un trébol de 4 hojas se supone que da suerte, en Japón un trébol de 4 hojas simboliza felicidad y uno de 5 hojas simboliza riqueza.

[Fuente: Kirai]

Ahora pasemos a ver las prometidas fotos de tréboles de 4, 5, 6, 7 y 8 hojas.

TRÉBOLES DE 3 HOJAS

Trébol de 21 hojas

TRÉBOL DE 4 HOJAS

suerte Trébol de 4 hojas
Mim Eisenberg en Atlanta, Georgia

Trébol de 4 hojas
Matthew J. Stinson en Tianjin, China

Trébol de 4 hojas
Holanda

2 Tréboles de 4 hojas
Vean que salen 2 tréboles de 4 hojas en esta misma foto.

TRÉBOL DE 5 HOJAS

Trébol de 5 hojas
Mim Eisenberg en Atlanta, Georgia

Trébol de 5 hojas
Japón

Trébol de 5 hojas
Japón

Trébol de 5 hojas
Boston, USA

Trébol de 5 hojas

TRÉBOL DE 6 HOJAS

Trébol de 6 hojas
Iwate, Japón

Trébol de 6 hojas
Trébol de 6 hojas
Trébol de 6 hojas
Irlanda
suerte Trébol de 6 hojas

suerte Trébol de 6 hojas
suerte Trébol de 6 hojas

TRÉBOL DE 7 HOJAS

Trébol de 7 hojas
Trébol de 7 hojas encontrado en una montaña.
Trébol de 7 hojas
Trébol de 7 hojas

Philip J. Fry de Futurama estaría orgulloso de aquí en adelante.

TRÉBOL DE 8 HOJAS

Trébol de 8 hojas
Encontrado en un jardín.

Trébol de 8 hojas
Matthew J. Stinson en China

Comentario al Evangelio de hoy viernes, 5 de agosto de 2016

Aprendí hace muchos años que la mejor razón para vivir es al mismo tiempo la mejor razón para morir. Por paradójico que pueda parecer es así. La razón de vivir de unos padres pueden ser sus hijos. Precisamente por eso darían la vida por ellos. En un momento de sacrificio final y en el día a día hecho de trabajo y servicio por el bien de sus hijos. La darían del todo porque ya la están dando en el día. Y eso no les haría perder ni un ápice de su felicidad. Dan su vida por bien vivida, entregándose por sus hijos. A pesar de que mirado desde fuera, quizá podamos tener la sensación de que esos padres en realidad están “perdiendo” su vida. 

      Hoy Jesús, en coincidencia con lo que acabamos de comentar, habla en el Evangelio a aquellos que hacen todos los esfuerzos posibles por ganar su propia vida, por salvarse. Y les dice que precisamente son ellos los que se están perdiendo. Tanto preocuparse de sí mismos para al final no ganar nada. Es como el que pretende apretar mucho los dedos de la mano para retener agua o arena. Al final, todo se le escapa y se queda con las manos vacías. Precisamente, dice Jesús, es el que pierde su vida por el reino el que la termina encontrando en plenitud.

      Hoy hablamos mucho de auto-estima, de auto-realización. Se dice que cada uno tiene que mirar por su propia felicidad. Se busca el bienestar. Todo es colocarse uno en el centro del mundo, en el centro del universo. Y todo lo que me rodea tiene que servirme para ser yo feliz.  Como decía un sociólogo, hoy en día todo es una prótesis que uso en tanto en cuanto me ayuda a sentirme mejor. Uso gafas porque así veo mejor. Uso una dentadura postiza porque así puedo comer. Tengo amigos porque me ayudan a sentirme acompañado. Tengo una relación de pareja que me hace sentirme feliz y realizado. Tengo hijos por la misma razón. Pero en el momento en que las gafas o la pareja o los hijos no me hacen sentirme bien o suponen una carga, me deshago de ellos y busco otra “prótesis” que me siente mejor, que me haga verme más guapo o sentirme más feliz. 

      La propuesta de Jesús va en la dirección opuesta. Los otros no son la prótesis que me hace falta para sentirme bien. Los otros son mis hermanos, parte de mi propia vida. Sólo en tanto en cuanto soy capaz de compartir mi vida, de “perderla”, de regalarla, por su vida, podré encontrar mi propia plenitud. 

      Sólo al perder la vida, se encuentra la propia plenitud. ¿Suena raro? Quizá sí, pero es así como son las cosas. En el Reino nadie mira en primer lugar por su propio bien sino por el bien de los hermanos. Y ahí es donde encuentro mi propia plenitud. ¿Por qué no hacemos la prueba?motu

REFLEXIÓN AL EVANGELIO DEL SÁBADO 23 DE ABRIL DEL 2016

MI AMIGA SIRI LEYENDO EL SIGUIENTE TEXTO:



Del Evangelio según Juan

Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi Padre; desde ahora lo conocéis y lo habéis visto.» Le dice Felipe: «Señor, muéstranos al Padre y nos basta.» Le dice Jesús: «¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros y no me conoces, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: Muéstranos al Padre»? ¿No crees que yo estoy en el Padre y el Padre está en mí? Las palabras que os digo, no las digo por mi cuenta; el Padre que permanece en mí es el que realiza las obras. Creedme: yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Al menos, creedlo por las obras. En verdad, en verdad os digo: el que crea en mí, hará él también las obras que yo hago, y hará mayores aún, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré.

Palabra del Señor… Gloria a Ti Señor Jesús.

 

REFLEXIONEMOS:

Análisis exegético:

La meta:

Jesús, uno con el Padre

Si llegan a conocerme del todo, conocerán también a mi Padre; aunque ya ahora lo conocen y lo están viendo presente.

El término del camino y de la semejanza es el Padre, pero éste está presente en Jesús. Los discípulos poseen ya un conocimiento de Jesús y, por tanto, ven en él al Padre presente. Ese conocimiento, sin embargo, no es algo dado de una vez para siempre. Es progresivo y va revelando más plenamente al Padre. No es meramente intelectual ni exterior, sino relacional, la familiaridad que crea el amor y que se alcanza sólo por la práctica del amor; supone la comunión en el Espíritu, que hace nacer de Dios. Progresar en el conocimiento de Jesús, es decir, ahondar la comunión con él por la práctica del amor, va haciendo al hombre hijo de Dios y dándole a conocer al Padre.

Felipe le dijo: Señor, haznos ver al Padre, y nos basta. La petición de Felipe denota su falta de comprensión. Había sido invitado por Jesús a seguirlo, pero lo identificó con la figura del Mesías que podía deducirse de la Ley de Moisés y de los profetas. No ha comprendido, por tanto, que Jesús es la realización, no de la Ley, sino del amor y la lealtad de Dios. En la escena de los panes mostró no haber entendido la novedad del reino mesiánico; tampoco entiende aún la calidad de Jesús Mesías. Queda estancado en la mentalidad de la antigua alianza. Ve en Jesús al representante de Dios. Bendito el que llega en nombre del Señor, en quien se cumplen las antiguas promesas. No se ha dado cuenta de que Jesús desborda toda promesa, que él es la presencia misma de Dios en el mundo.

Jesús le contestó: Tanto tiempo como llevo con vosotros y ¿no has llegado a conocerme, Felipe? Quien me ve presente a mí, ve presente al Padre; ¿cómo dices tú: Haz que veamos al Padre?.

Jesús le contesta con una queja. La convivencia con él, ya prolongada, no ha ampliado su horizonte. Anclado en la idea tradicional, no puede comprender que el Padre esté presente en Jesús.

Explica aquí Jesús el contenido de la promesa hecha a los discípulos en el episodio de Felipe y Natanael: Veréis el cielo quedar abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar por este Hombre. Como allí se ha explicado, el punto de comparación con Jacob estaba en la presencia de la gloria de Dios en Jesús; la presencia de la gloria-amor es la del Padre. Como los Judíos de Cafarnaún aún separa Felipe a Dios del hombre. No conoce el alcance de su amor ni de su proyecto.

No concibe que en el Hombre esté presente y se manifieste Dios, que el Hombre sea Dios. Como lo ha notado Juan, sólo después de la resurrección de Jesús comprendieron los discípulos ser él el nuevo santuario donde habita la gloria. Dios, por tanto, es visible en Jesús.

¿No crees que yo estoy identificado con el Padre y el Padre conmigo? Las exigencias que yo propongo no las propongo como cosa mía: es el Padre, que, viviendo en mí, realiza sus obras.

La presencia del Padre en Jesús es dinámica; a través de él ejerce su actividad. Jesús, por ser la localización de la presencia del Padre, lo es de su acción creadora.

Las exigencias que Jesús propone reflejan las múltiples facetas de la actividad del amor y no son independientes de su persona. Formulan la acción del Padre en él, que es su acción en favor del hombre. El Padre ha realizado su obra en Jesús y, por medio de las exigencias que éste propone expresando su propia experiencia, realiza su obra en la humanidad. Las exigencias de Jesús concretan y acrecientan el amor, que es el Espíritu: por eso comunican Espíritu y vida y hacen presente a Dios mismo, que es Espíritu. Esta presencia creciente del Padre en el hombre, como principio de vida y actividad, realiza en él su obra, su designio creador. Así salva Dios al hombre.

Creedme: yo estoy identificado con el Padre y el Padre conmigo; y si no, cree dio por las obras mismas. Insiste Jesús en su total sintonía con el Padre, y como último criterio, como hizo con los dirigentes judíos, se remite a sus obras.

Quien considere la calidad de sus obras, tiene que concluir que son de Dios. El último argumento para probar la autenticidad de su misión y su identificación con el Padre es objetivo. Dios creador tiene que estar necesariamente en favor del hombre, su criatura. Si las obras de Jesús están hechas sólo y totalmente en favor del hombre, es evidente que está identificado con el Padre. Sus exigencias, por tanto, que responden a sus obras, son las exigencias del Padre, para el bien del hombre. La muerte de Jesús, su entrega para dar vida al hombre, demostrará su identificación total con el Padre, dador de vida.

Sí, os lo aseguro: Quien me presta adhesión, las obras que yo hago también él las hará, y las hará mayores.

La obra de Jesús ha sido sólo un comienzo, el futuro reserva una labor más extensa. El no se propone a sí mismo como modelo inalcanzable, el único capaz de hacer tales obras. El discípulo podrá hacer lo mismo y aún más. Esto confirma que las señales hechas por Jesús no son irrepetibles por lo extraordinarias, sino que su carácter principal es ser símbolos de la actividad que libera al hombre ofreciéndole la vida.

Con este dicho da ánimos a los suyos para el futuro trabajo. Sus obras no han sido un relámpago momentáneo y deslumbrador, sino el principio de una nueva actividad en favor del hombre, que ha de ser realizada por los que están adheridos a él, viven de su vida y cumplen sus mandamientos. La liberación ha de ir adelante. Su presencia y actividad en el mundo significa un recodo en la historia; Jesús ha venido para cambiar su rumbo; toca a los discípulos continuar la dirección dada por él.

Jesús da la razón de su afirmación anterior: los discípulos harán obras como las suyas, y aun mayores, porque desde su nueva condición en la esfera divina, él seguirá actuando con ellos. Su muerte no va a poner fin al proceso iniciado por él ni significa tampoco que él vaya a desentenderse del mundo. Los discípulos no están solos en su trabajo ni en su camino. A través de Jesús, el amor del Padre (su gloria) seguirá manifestándose en la ayuda a los discípulos para su misión.

La expresión en unión conmigo formula la experiencia de la comunidad: todos los dones que ésta recibe vienen por Jesús y toda su comunicación con el Padre se hace en Jesús. Es una de las expresiones de la realidad simbolizada bajo la figura de la rampa de Jacob; el cielo va a quedar abierto, es decir, no se interrumpirá ya la comunicación de Dios con los hombres, y el lugar de esa comunicación es Jesús. El mismo es la presencia del Padre y el acceso al Padre.

EN SÍNTESIS:

La oración de la comunidad expresa su vinculación a Jesús; se hace desde la realidad de la unión con él y a través de él. Tal vinculación, que va a definirse como identificación, hace de Jesús centro y miembro de la comunidad cristiana; así pone él su potencia a disposición de los suyos: Lo que pidáis unidos a mí, yo lo haré. Esta fórmula se refiere siempre a un verbo plural, pues dice relación a la comunidad. El contenido de la petición son los intereses de la comunidad en cuanto tal, que son los de Jesús, para realizar su obra.

La comunidad de Jesús tiene que recorrer un camino. La metáfora del camino expresa el dinamismo de la vida, que es progresión. Es un vivir que va terminando al hombre. Pero su término puede ser éxito o fracaso. El éxito es la madurez, el pleno desarrollo de las potencialidades. El fracaso, la decadencia, la ruina. Jesús marca la dirección en que el hombre se realiza: es el camino que él mismo ha abierto y trazado, el de la solidaridad con el hombre y la entrega, el del amor creciente. Ahí se encuentra el éxito de la vida, la vida definitiva. Todo otro camino lleva a la nada, a la muerte. La meta es la máxima solidaridad con el hombre, dándose enteramente por él. En ese amor se encuentra al Padre.

Pero Jesús no es solamente el camino como modelo; al mismo tiempo, la energía que él comunica (el Espíritu) impulsa y desarrolla en su misma dirección. Con el Espíritu, Jesús crea una onda de solidaridad con el hombre, de amor desinteresado que sigue sus pasos y lleva a la humanidad al encuentro final con el Padre. Así se constituirá el reino definitivo. Jesús acompaña siempre a los suyos en ese camino. No es solamente individual, sino comunitario. Su muerte no interrumpe el contacto. El los acompaña, su amor se asocia al itinerario.


o Radio Palabra:


Muy pronto en Tingo María -Las hermanas Clarisas en concierto-

Un saludo de Paz y Bien.

El arte es el lenguaje universal. Dentro de la gran diversidad de manifestaciones tenemos a la música como una de las privilegiadas formas de comunicarnos. En el ambiente franciscano hemos tenido a grandes exponentes de esta divina manifestación -la música-.

En la región Huánuco, tenemos el honor y el privilegio de contar con la presencia humilde, pero no silenciosa, de nuestras Hermanas Clarisas (La segunda Orden en la familia franciscana -fundada por nuestra madre Santa Clara de Asís), que con sus cantos han comenzado a construir parte del Monasterio ubicado en Huánuco y además a construir en lo más profundo del corazón este edificio sagrado donde el Altísimo se encuentra con su criatura.

La Parroquia Santa Teresita del Niño Jesús tendrá el honor de presentarles en Concierto en este año. La fecha ya les haremos conocer. Dios nos bendiga con este noble proyecto…

Además, los CD’s están a la venta en Secretaría de la Parroquia Santa Teresita del Niño Jesús de Tingo María. (Aviso válido solo para la zona).

La lista de canciones del CD, del resumen que has escuchado al inicio:

  1. Cántico de las criaturas
  2. Cantando a Clara de Asís
  3. Señor Ten Piedad
  4. Gloria, gloria
  5. Aleluya
  6. Pan y Vino
  7. Santo, santo
  8. Cordero de Dios
  9. Quiero tenerte
  10. Señor, tú lo sabes todo
  11. María buena
  12. Bendición de Santa Clara de Asís.

Para Orar: En Ti y Contigo.

Cristo es más fuerte que mi debilidad, que mis miedos, frustraciones, desánimos…; Él me renueva su confianza y espera de mí a pesar de mí mismo; Él entiende de mi vida y de mi corazón más y mejor que yo mismo. ¿Qué  haré yo por Ti, Jesús mío?…

En Ti y Contigo

En Ti, Señor Jesús, mi vivir de cada día, con sus tareas y ocios.

En Ti, mi corazón, con sus alegrías y sus decepciones.

En Ti, Señor y Hermano mío, mis gozos y mis penas.

En Ti, mi compartir refrescante con los amigos y la soledad habitada de mi corazón.

En Ti, Señor, el peso de la vida y mi descanso relajante.

En Ti, mi rejuvenecer de cada mañana y mi cansancio del atardecer.

En Ti y contigo, Señor Jesús, mi mirada preocupada al mundo y mi sencibilidad herida.

En Ti y contigo, mi granito de arena cada día, por un mundo mejor.

En Ti y contigo, Jesús, las tensiones de la vida, los temores y contradicciones de mi corazón.

 En Ti y contigo, mi pecado, mis fallos, mi fragilidad, mis desánimos.

En Ti y contigo, Señor y Hermano mío, la cruz de cada día con sus espinas.

En Ti y contigo, mis éxitos y mis fracasos, mis logros y mis desvelos, Jesús, mi Señor y Hermano:  en Ti, todo.  Contigo todo.  Por Ti, todo.  Desde Ti, todo.2015-05-07 15.21.40

Las imágenes en exclusiva del reconocimiento de los restos mortales de San Francisco de Asís

Tv2000 ha transmitido en exclusiva las imágenes del reconocimiento de los restos mortales de San Francisco de Asís, llevado a cabo el pasado 25 de marzo. La tumba fue abierta con la máxima discreción lejos de los reflectores y curiosos.

La emisora de la CEI (Conferencia Episcopal Italiana) muestra en el vídeo exclusivo los restos, reducidos al esqueleto, del santo.

En las imágenes se pueden ver la losa del travertino del sepulcro que contiene el ataúd en bronce que, desde 1820, por voluntad de Pío VII, custodia los restos, y la caja en plexiglás en la que, durante el reconocimiento de 1978, el oxígeno fue sustituido por nitrógeno, para volver neutro el ambiente de conservación. Al solemne momento, en la cripta de la Basílica inferior de Asís, asistieron 150 frailes franciscanos entonando el canto Laudato Sii en honor a su “padre”.

Un evento poco común que se ha llevado a cabo sólo cuatro veces en ocho siglos.

Y sin embargo lo hiciste… Parábola sobre la chismorrería

Dedicatoria: Este cuento/parábola está dedicado a las personas que se han dedicado a lo largo de éstos años a difamar, a chismorrear, a comentar más de lo necesario, a juzgar y sobre todo a difundir contenidos a diestra y siniestra… sobre la vida de los demás.

Estaba haciendo fila para pagar en el banco y oí cuando 3 señoras que estaban delante de mí, y que parecían madre e hijas, hablaban y hablaban de Raimundo y todo el mundo: Que Juan estaba gordo, que María había cambiado de trabajo, que Ana se había teñido el pelo y bla, bla, bla, y entonces la más vieja de las tres les hizo un ademán para que se acercaran y susurrando dijo: si supieron que Pablo, el hijo de Mónica, lo van a echar del colegio porque lleva 7 materias perdidas?  – No me extraña – respondio la más bajita. – Es que el pobre es de un BRUTOO- añadió.  Ay mijita, qué se puede esperar de un hijo ese papá que no sirve para nada y  “de tal padre tal astilla”.

QUE HORROR¡¡¡ Así, de una, rotularon al niño como PERDEDOR. Lo condenaron sin derecho a defenderse, sin derecho a la réplica. Y entonces me acordé de un cuento que me contó mi mamá hace muchos años y que ilustra lo que sucede cuando rajamos de alguien. El cuento dice así:

  • Una señora se acerca al confesionario para pedir la absolución de sus pecados y le dice al sacerdote: “Padre, me acuso de haberle quitado la honra y la fama a fulanita”
  • El sacerdote le respondió: Hija, para poder darte la absolución vas a hacer lo siguiente:
  • Vas a comprar una gallina, te la llevas para la cima más alta apenas llegues, le quitas una a una todas las plumas. Después, tomas cada una de las plumas y las lanzas al viento. Luego, recorres toda la ciudad y recoges cada una de las plumas que lanzaste. Regresas a la cima, tomas la gallina y le vuelves a pegar, en el mismo lugar, una a una TOOODASS las plumas que le arrancaste.
  • Cuando la señora oyó esto, abrió unos ojos enormes y con voz asustada exclamó:
  • ¡PADRE, ESO ES IMPOSIBLE!
  • Y el sacerdote añadió: Y sin embargo es más fácil que devolverle la honra y la fama a alguien.

Si no tenemos nada bueno que decir de alguien, mejor quedémonos callados.

Arrodíllate…

Dios permite que te arrodilles delante de Él para darte libertad. 10009304_10152072329586775_1729099076_nPero cuando el poder, el dinero o el hombre mismo exige adoración y culto simplemente lo hace para esclavizarte.

PARA TI

Aquí estoy junto a ti
con mis manos extendidas
ofreciéndote mi amor.
Yo siempre he estado contigo
a tu lado cada día
cuidándote en ese tiempo
cuando sentías dolor.
Mi amor por ti nunca cambia
aunque no creas en mi
yo siempre he creído en ti.
He venido a este mundo
para ofrecerte salvación
porque se que tu solo
no la podrás alcanzar.
Mi vida he dado por ti.
y aunque solo tu existieras
y el mundo estuviera vació
por ti entregaría mi vida
Te amo porque existes
no por lo que puedas hacer
mi amor por ti nunca cambia
y es tan sencillo alma querida
que hoy lo puedes hacer.
Recibe mi amor, mi salvación
es un regalo sin precio
pues por mucho que tu hicieras
nunca podrías pagar.
Solo recibe mi amor
estoy aquí a tu lado
Tu sabes quien soy Jesús.

El Vendedor de Humo -Cortometraje-

Honestamente lo único que puedo decir de este cortometraje es que es la mejor analogía de nuestra realidad actual. Yo veo que con éste vídeo se trata de explicar la capacidad del ser humano de sumirse en la ignorancia y el dejarse deslumbrar por las utopías y demagogas; espero que nos ayude a tomar conciencia del mundo en que vivimos. 

Camino a la Visitación -Ain Karem-

 

Personas, paisajes, plantas y… un mosaico fotográfico

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recuerdos: RETIRO MENSUAL (15/12/2012)

[gigya type=”application/x-shockwave-flash” src=”https://photos.gstatic.com/media/slideshow.swf” width=”800″ height=”533″ flashvars=”host=picasaweb.google.com&hl=es&feat=flashalbum&RGB=0x000000&feed=https%3A%2F%2Fpicasaweb.google.com%2Fdata%2Ffeed%2Fapi%2Fuser%2F113874640413171652371%2Falbumid%2F5688240751629795345%3Falt%3Drss%26kind%3Dphoto%26hl%3Des” pluginspage=”http://www.macromedia.com/go/getflashplayer”>]

Ver todas

La Oreja de Van Gogh – Rosas

Las fotos de hoy

Cada fotografía es un momento de la eternidad que da sentido al devenir de la historia, que hace que tenga forma el mosaico de nuestra existencia. Eh ahí el valor teológico de cada fotografía: “Cada instante congelado es aquilatado cuando podemos decir que con nosotros ha caminado Dios; en la tristeza, en el dolor, en el llanto, en la alegría, en los triunfos, en los sueños,… en la vida”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

EL SECRETO DE LA FELICIDAD

Hace muchísimos años, vivía un sabio del que se decía que guardaba en un cofre el secreto de la felicidad. Los reyes y señores más poderosos de la tierra le ofrecían al sabio sus fortunas y poderes para que les mostrara el contenido del cofre. Algunos incluso intentaron arrebatarle el cofre por la fuerza, pero todos sus esfuerzos resultaron vanos pues como el hombre era muy sabio siempre se las ingeniaba para que nadie encontrara su cofre.
El buen hombre vivía cada día más feliz, mientras que aumentaba la infelicidad de todos los que, carcomidos por la envidia y la impotencia, buscaban en vano apoderarse del cofre.
Un día, se presentó ante el sabio un niño rogándole que le descubriera el secreto de la felicidad. Al ver su pureza y sencillez, el sabio le dijo:
mente_corazon_unidos-A ti si voy a mostrarte mis secretos. Ven conmigo y presta mucha atención. En realidad, son dos los cofres donde guardo los secretos para ser feliz. Y esos cofres son mi mente y mi corazón. Por eso nadie los ha encontrado todavía por mucho que han venido a buscarlos y han removido por la fuerza todos mis enseres y mis muebles.
  1. El gran secreto que guardan estos cofres es una serie de pasos que debes seguir en la vida si en realidad quieres ser feliz. El primer paso es reconocer la existencia de Dios en todas las cosas y, por lo tanto, debes amarlo y darle gracias por todo lo que tienes y por todo lo que te sucede.
  2. El segundo paso es quererte a ti mismo: quererte mucho y todos los días, al levantarte y al acostarte, debes repetirte una y otra vez: “yo soy importante, valgo mucho, soy capaz, soy inteligente, soy cariñoso, espero mucho de mí, no hay obstáculo que yo no pueda vencer”.
  3. El tercer paso consiste en poner en práctica todo lo que dices que eres. Es decir, si piensas que eres inteligente, actúa inteligentemente; si piensas que eres capaz, haz lo que te propones; si piensas que eres cariñoso, expresa tu cariño a las personas que amas; si piensas que no hay obstáculos que no puedas vencer, proponte metas en tu vida y lucha por ellas hasta alcanzarlas.
  4. El cuarto paso consiste en que no debes envidiar a nadie por lo que tiene o por lo que es, pues la envidia llena el corazón de dolor y de rabia. Ellos alcanzaron sus metas, esfuérzate tú por alcanzar las tuyas.
  5. El quinto paso te exige que no albergues rencor hacia nadie en tu corazón; si alguien te hiere, perdónalo y olvida.
  6. El sexto paso es que no debes tomar las cosas que no te pertenecen; recuerda que, de acuerdo a las leyes de la naturaleza, si hoy quitas algo, mañana te quitarán a ti algo de más valor.
  7. El séptimo paso, no debes maltratar a nadie, todos los seres del mundo tenemos derecho a que se nos respete y se nos quiera.
  8. Y por último, levántate siempre con una sonrisa a flor de labios, mira a tu alrededor y descubre en todas las cosas el lado bueno y bello de la vida, piensa en todo lo que se te ha dado, en lo privilegiado que eres al tener todo lo que tienes, ayuda a los demás sin esperar nada a cambio, mira con cariño a las personas y regálales, como yo lo he hecho contigo, el secreto de la felicidad.
Un famoso proverbio inglés dice: “El objetivo de la vida es ser feliz. El lugar para ser feliz es donde usted se encuentre y el momento para ser feliz es ahora”. Si Dios nos creó a todos y a cada uno de nosotros por amor, nos creó para ser felices. Todos tenemos derecho a buscar la felicidad y a encontrarla. Lo que pasa es que la mayoría de las personas busca afanosamente la felicidad donde no se encuentra. La buscan en el dinero, en el placer, en el poder.., sin sospechar que se encuentra dentro de cada uno de ellos. La clave de la felicidad está en uno mismo y en hacer lo que uno tiene que hacer del modo más perfecto posible. Se trata, en breve, de buscar la excelencia en la cotidianidad de lo que uno hace. Hacer las cosas de todos los días lo mejor posible. Donde la palabra mejor recobra toda su dimensión técnica, estética y moral.
El niño a quien el sabio le abrió los tesoros de sus cofres, me contó el secreto para ser feliz. Yo se lo he querido contar a ustedes para que lo comuniquen a otros y, sobre todo, para que practiquen en su vida los pasos de la felicidad. Empeñémonos en ser buenos y seremos felices. Hagamos con perfección lo que tenemos que hacer y la felicidad nos llegará sola:
* * *
perroUn cachorro estaba afanado tratando de agarrar su propia cola. Pasó por allí un perro viejo y sabio, y al verle tan desesperado, le preguntó:
-¿Qué estás haciendo que te veo tan afanado en esa especie de gimnasia tan imposible?
-Me han dicho que la felicidad está en mi cola. Si consigo atraparla, seré feliz.
El perro sabio le miró con mansa comprensión y le dijo:
-Es cierto que la felicidad está en la cola. Por eso, yo hago lo que tengo que hacer y voy donde tengo que ir y ella siempre me sigue.

En el jardín de la belleza y del amor

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Protegido: Fotos del Grupo de Chile -2014-

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Peregrinación en Tierra Santa -Grupo de Chile 01-

El pase de diapositivas requiere JavaScript.